Disfuta de tu momento

Marida Mejor

Tips, curiosidades, datos prácticos… Todo lo que un experto sumiller de momentos como tú necesita saber para maridar su vida mejor con_vino.

5 RAZONES PARA PASARTE AL VINO

Según la prestigiosa Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición, existen multitud de evidencias científicas que demuestran que el vino:

 

1. Es amigo de nuestro cerebro: aparte de contribuir al funcionamiento del órgano más importante, está demostrado que el vino previene la demencia. Esto se debe a los polifenoles, una sustancia presente en el vino que mejora las capacidades cognitivas.

 

2. Reduce el riesgo de cáncer: el vino tinto disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en los hombres y cáncer de mama en las mujeres. No lo decimos nosotros, sino un estudio de un grupo de investigadores canadienses.

 

3. Es tu mejor aliado anti-envejecimiento : el resveratrol contribuye a evitar la formación de células grasas y a prevenir el envejecimiento de la piel ¡Ya tienes el secreto para seguir aparentando menos edad!

 

4. Protege tu boca: el vino combate la proliferación de las bacterias responsables de la gingivitis y la caries.

 

5. Cuida tu corazón: una copa diaria ayuda a aumentar los niveles de colesterol bueno y previene los accidentes cardiovasculares.

 

Beber vino, siempre con moderación, es una buena  receta que acompaña a una  salud de hierro ¡pero ojo! Esto es siempre para mayores de edad sanos que lleven dieta equilibrada y practique ejercicio con regularidad, y tienes también que sabes en qué situaciones no es aconsejable el consumo (y se enlaza con los consejos para un consumo moderado).

Saber más

¿CÓMO AFECTAN LAS NOTAS MUSICALES AL SABOR DEL VINO? DESCUBRE QUÉ ES EL MARIDAJE SONORO

Tradicionalmente, el concepto “maridar” se ha asociado a la comida que se acompaña con el vino. Pero, ¿sabías que vino y música pueden formar el maridaje perfecto?

 

No nos hemos vuelto locos. El responsable de estas afirmaciones es Adrian North, investigador de la Universidad de Edimburgo. North realizó un estudio con 250 estudiantes que consistía en darles a catar vino con música de fondo durante 5 minutos. Las canciones variaban según cada individuo.

 

El investigador llegó a una conclusión sorprendente: quiénes escucharon música potente afirmaban que el vino que habían probado era fuerte y robusto, mientras que los que lo acompañaron con notas más suaves opinaban que el mismo vino era ligero y afrutado. Es decir, la percepción del sabor variaba según el acompañamiento musical.

 

North no fue el único. Varios expertos han estudiado el maridaje sonoro a lo largo de los años. Al igual que hay platos que combinan mejor con un tipo de vino, lo mismo ocurre con las canciones. Por ejemplo, los expertos en maridaje sonoro afirman que un vino blanco y afrutado marida estupendamente con la música disco, por ser ambos alegres y ligeros.

 

¿A qué esperas para montar tu propia sesión de vino y música?

Saber más

¿CUÁNDO Y CON QUÉ ACOMPAÑO CADA TIPO DE VINO? RESOLVEMOS LA ETERNA DUDA

No falla: preparas una cenita con tus amigos y te asalta la misma pregunta: ¿con qué vino acompaño cada plato? ¿Es una barbaridad combinar salmón con vino rosado? No sufras: te damos las claves para acertar.

 

Vino rosado

Por ser un vino suave es una opción ideal para empezar la velada junto a un rico aperitivo. También es válido para acompañar primeros platos, como sopas, ensaladas o verduras, o incluso carnes blancas.

 

Vino blanco

Debemos distinguir los blancos ligeros de otras variedades más potentes, y también influirá si has sido sometidos a envejecimiento en barrica, y si son dulces o secos. Si tu vino blanco es suave , combina con platos más sabrosos e incluso picantes: comida asiática, mariscos, arroces o embutidos son una gran opción. Si es más fuerte, tómalo con verduras y quesos suaves.

 

Vino tinto

Al ser un vino contundente, tenemos que escoger platos con características similares. Pero no todos los tintos son iguales. Hay que tener en cuenta tanto la variedad de uva, como su envejecimiento, es decir, si ha tenido tiempo de maduración en barrica. Así, tenemos vinos Jóvenes, Roble, Crianza, Reserva o Gran Reserva. Por lo tanto tendremos que escoger platos con características similares para maridar la contundencia de su sabor. A más envejecimiento, normalmente más contundencia.

 

Los tintos son, por regla general, el vino ideal para tomar con una buena carne, sobre todo ternera y cordero, aunque no rechina con aves como pollo o pato. También da ese punto especial a esa tabla de quesos que guardas para las ocasiones especiales.

 

Si tienes dudas, te damos un truco: confía en la regla de los contrastes. Por ejemplo, nunca mezcles un vino fuerte como el tinto con comida picante, mejor escoge uno suave ¡Aunque para maridar hay reglas a veces confiar en tu instinto también funciona!

Saber más

¿PUEDO TOMAR VINO SI ESTOY A DIETA? TIPS PARA QUE EL VINO MARIDE CON TU VIDA HEALTHY

Una de las dudas recurrentes cuando nos ponemos a dieta es si podremos seguir disfrutando de nuestras copas de siempre. El vino está lleno de propiedades, pero no podemos olvidar que se trata de una bebida alcohólica que debe consumirse con moderación.

 

Consumir alcohol es un aporte calórico: a mayor graduación, más calorías. En el caso del vino, 125 ml de vino tinto contiene justo 125 calorías, mientras que en el caso del vino blanco son 100 calorías para esa misma cantidad. Teniendo en cuenta las calorías que se deben consumir a diario (3000 en el caso de los hombres, 2200 para mujeres), lo recomendable sería consumir 150 ml al día, lo correspondiente a una copita.

 

Otro factor a tener en cuenta es la comida que se acompaña. ¿El truco para no pasarse? Nunca empieces a beber con el estómago vacío, así no caerás en la tentación de saltarte la dieta.

 

Por supuesto, una vida sana implica hacer ejercicio con regularidad y cuidar la alimentación pero, con cuidado y moderación puedes mantenerte en forma y seguir disfrutando de tu vino preferido.

Saber más

¿CÓMO Y POR CUÁNTO TIEMPO PUEDO CONSERVAR MIS BOTELLAS DE VINO? APUNTA ESTAS CLAVES IMPRESCINDIBLES

Los más aficionados al vino suelen conservar como oro en paño una colección de botellas. Ésa de la que, en ocasiones especiales, en ocasiones especiales, elegimos alguna para abrir y brindar pero… ¿por cuánto tiempo podemos conservar un vino sin que se eche a perder? ¿Y en qué condiciones deberíamos mantenerlo?

 

La posición importa. ¡Siempre en horizontal! ¿La razón? Porque así el vino permanece en contacto con el corcho, que contribuye a una mejor conservación de la bebida. Sólo podrás tener la botella en vertical si tienes previsto descorcharla en las próximas semanas.

 

Escoge un espacio adecuado. ¡No puedes conservar un vino excepcional en cualquier rincón! Las bodegas tienen unas características tan particulares porque el vino debe almacenarse siguiendo una serie de condiciones. Estos lugares deben estar protegidos de la luz intensa, ser húmedos (el ideal está entre el 70% y el 80%), lejos de olores intensos (el corcho aspira los aromas cercanos) y con poco movimiento. Y apunta: nunca guardes tu colección cerca de electrodomésticos.

 

Además, hay un tiempo máximo de conservación para cada tipo de vino:

Vinos jóvenes: un año

Vinos blancos: entre 2 y 3 años

Crianza: entre 3 y 5 años

Reserva: entre 7 y 10 años

Gran reserva: hasta 15 años

 

Así que ya lo sabes, si alguna de esas botellas que guardas como el más preciado tesoro está rondando estos límites, ¿por qué no haces de un día cualquiera un momento especial para descorcharla?

Saber más

Free WordPress Themes, Free Android Games