Volver al blog

ENOTURISMO: LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD ESTE VERANO.

Aprovecha los días de verano para dejarte impresionar por los paisajes y la arquitectura de las monumentales “catedrales del vino”, que tenemos por toda la geografía nacional.

El enoturismo nos permite respirar aire puro, disfrutar del sol, restablecer nuestro equilibrio en un entorno natural y adentrarnos en el mundo de la cultura del vino, o lo que es lo mismo, crear un oasis propio de felicidad. Una escapada a una zona vinícola o visitar una bodega cercana, además, se adapta a todos los bolsillos gracias a los descuentos y las ofertas que se pueden encontrar online. Un plan perfecto para escaparse con amigos, solo o en pareja.

España cuenta con cerca de un millón de hectáreas de viñedo, la mayor región vinícola del mundo, y más de 4.000 bodegas productoras de vino, muchas de ellas abiertas al público. Por lo tanto, cualquiera puede escaparse y pasar la noche sin necesidad de recorrer grandes distancias, liberando las endorfinas que se producen sintiéndose Baco por unas horas.

Pero, ¿qué puedes esperar de una visita? Un paseo entre viñas reduce el estrés y fortalece el sistema inmunológico debido a que la presión arterial, la tensión muscular y el nivel de hormonas estresantes disminuye rápidamente en ambientes naturales. El cuerpo se siente mejor, respira y se predispone a seguir descubriendo nuevas emociones